Vías artesanas en Castilla y León

Alfarería Félix Martín

Félix Martín

VÍAS ARTESANAS DE ALFARES

El Alfar actual es fundado por Teodoro Martín Burgos, conocido popularmente como Burguillos, en el año 1936. Hasta ese
momento era uno de los oficiales del Alfar de Don Higinio Moreno, que era el centro con más actividad de los treinta que existían
en la población. A pesar de la mucha competencia afrontó el reto convencido de sus posibilidades por el gran dominio que tenía
de su profesión y el buen acabado de sus trabajos. Pronto su taller cogió una merecida fama que ha perdurado hasta la actualidad.
Su prematura muerte hizo que en 1964 se hiciera cargo del Alfar su hijo Maximiliano Martín León, conocido como Félix, quien
instruido sobradamente ha dejado patente su buen hacer hasta su jubilación, siendo sustituido en la actualidad por su hijo.

Dónde se encuentra la alfarería.

Aranda de Duero, a lo largo de su historia se ha distinguido fundamentalmente por ser un punto de encuentro entre culturas.
Nace como Villa de Repoblación cuando la Extremadura del Duero comienza a ser poblada. Poblado agrícola en sus orígenes, se
define ante todo por un cultivo sistemático de la vid, creando una singularísima estructura urbana, en la que este producto es razón
y vida de sus lugareños. La comercialización del vino se alterna con una ganadería trashumante floreciente, cuando la villa se
transforma en punto de encuentro, y cruce de caminantes. La actividad agrícola básica sigue siendo la producción de vino, sin olvidar
el cuidado de los montes vecinos, que proporcionan maderas a la construcción y calor en los largos y crudos inviernos. Este hacer y
vivir de Aranda creará unas cacharrerías singulares, destinadas principalmente a este producto, que son conocidas desde el siglo XVI,
en cuya época tenemos noticia, de que existe un cantarero «en el Barrio de Allende Duero» junto a la Ermita de San Lázaro…

Trabajo

Tienen una producción muy variada que adapta a las necesidades de los clientes, personalizando los trabajos. Realizan todas
las piezas tradicionales de La Ribera del Duero: cántaros, botijos de campo, barriles, caloríferos, orzas, barreños, vinagreras,
cantimploras… con total pureza de líneas y acabado. Los jarros típicos para vino en su color melado propio de los alfares de
Aranda. Cazuelas redondas, cuadradas y ovaladas de todos los tamaños. Platos de Asar en barro y esmaltados para asadores
y particulares en todas las medidas. Juegos de café. Huchas muy variadas: clásicas, de cerditos, casitas, bellota, etc. Miniaturas
de las piezas clásicas, con o sin llavero, para poner como sorpresa en los roscones de Reyes Detalles personalizados para
restauración, asociaciones y particulares muy variados y hechos a mano. Tenemos: jarritos palilleros, chupitos, cestitas, bolsas
para flores, palmatorias, potes, ceniceros, candiles, panes, castillos para bolis, etc.

¿CÓMO CONCERTAR UNA VISITA A TU TALLER?

Para concertar una visita al taller de Alfarería Domingo Marín llamar por teléfono o enviando un mail.

MÁS INFORMACIÓN DE INTERES EN LA ZONA.

– Se trata de una urbe de agradable visita y cuyos atractivos turísticos se centran en el vino.
– Mantiene una red de bodegas subterránea de siete kilómetros que recorre la ciudad y que se puede visitar.
– Plaza Mayor, centro de la vida y del lugar; la Iglesia de Santa María La Real, imponente sobre todo en el exterior, con
unas puertas renacentistas preciosas elaboradas por Juan de Beltrán; y la Iglesia de San Juan.

Galería

Cómo llegar

Escribe la dirección de origen y haz clic en "cómo llegar"

Traducir »